Inicio de sesión
Información

Tfno
954907061

Descripción de la enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad neurológica degenerativa que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos que evoluciona a lo largo de los años. Aproximadamente una persona de cada cien por encima de los 60 años desarrolla esta dolencia. Es un hecho conocido que la incidencia de esta enfermedad aumenta progresivamente con la edad, siendo más propio de las personas mayores, no obstante, algunos enfermos la desarrollan antes de los 40 años. Es importante señalar que los pacientes son conscientes de su enfermedad y de su evolución degenerativa, lo cual es fuente de sufrimiento y agotamiento para ellos y su entorno familiar.

La enfermedad fue descrita y documentada en 1817 por el médico británico James Parkinson, que la dio a conocer en una publicación donde explicaba una serie de historias clínicas basadas en sus propios pacientes.

A principios de la década de los sesenta, los investigadores identificaron un defecto cerebral fundamental, que es el distintivo de la enfermedad: las pérdidas de células cerebrales que producen un neurotransmisor - la dopamina - que ayuda a dirigir la actividad muscular. Este descubrimiento llevó a los científicos a encontrar el primer tratamiento eficaz de la enfermedad de Parkinson y sugirió formas de elaborar terapias nuevas y aún más eficaces.

En el cerebro existe un grupo de células nerviosas encargadas de producir dopamina, un neurotransmisor esencial para el control de los movimientos y la transmisión del impulso nervioso. Estas neuronas se agrupan en una estructura denominada sustancia nigra, que se sitúa en los ganglios basales.

Las neuronas de la sustancia nigra de las personas con enfermedad de Parkinson mueren antes de tiempo sin ser sustituidas por otras nuevas. Cuando desaparece el 50 ó 60 por ciento de las células de esta zona comienzan a hacerse evidentes los primeros síntomas: temblores, rigidez o dificultad para la marcha o el mantenimiento de la postura y otros síntomas.

A medida que progresa la degeneración de esta zona cerebral pueden aparecer problemas más graves.

En Andalucía se estima que existen 60.000 personas afectadas por la enfermedad de Parkinson, de los cuales 4.000 se encuentran en Sevilla.